Despido inminente: Qúe hacer

Si piensa que lo van a despedir de su empleo,  lo peor que puede hacer es cruzarse de brazos. Aquí le presento algunas consideraciones que le ayudarán a decidir que hacer.

  1. Sepa identificar su situación.  Si piensa que será despedido es  porque  probablemente hay una  situación inminente con usted o con la empresa. Nadie es indispensable.  Si es con la empresa, generalmente tiene que ver con problemas económicos y es necesario bajar salarios o el número de empleados.  Si el problema es con usted, entonces tiene que ver con el puesto que ocupa y como lo está desempeñando.
  2. Problemas económicos. La situación económica puede o no ser obvia ya que algunos patronos ocultan la condición real; pero ojo con situaciones que no ocurrían antes como por ejemplo:
  • las ventas están en picada;
  • se implantan medidas de economía;
  • le cortan algún servicio a la empresa sin previo aviso;
  • se eliminan ciertos beneficios;
  • tensión y reuniones de ejecutivos a puerta cerrada;
  • su supervisor empieza a mostrar interés por el estado de sus proyectos.
  1. Problema de rendimiento. Si la situación es con su rendimiento, sepa que como regla general,  la ley requiere que se le advierta con tiempo del problema; y deben existir documentos escritos sobre el particular.  Signos más obvios son  las reuniones previas para discutir su trabajo; distancia (o relaciones quebrantadas) entre usted y su supervisor; poca tolerancia hacia sus errores o nivel de trabajo.
  2. Dialogo.  Evite ponerse a la defensiva (u ofensiva)  o a entrar en una guerra de memos con la gerencia.  Nada logrará. Considere si dialogando con su supervisor o pedirle consejos concretos de como mejorar puede remediar  o mejorar  la situación; o incluso transferirse a otra área. Si la situación está crítica, busque un asesor altamente experimentado en recursos humanos o un abogado especializado en el campo como menciono más adelante.
  3. Sus finanzas. Ponga al día sus asuntos financieros Evalué su nivel de ahorro. Pare los gastos innecesarios y contemple tener mayor cantidad de dinero en reserva.  Si no pasa nada, como quiera tendrá dinero ahorrado.
  4. Acción preventiva. Cosas que vaya a hacer que requieran estar empleado y no conlleven mas gastos hágala ahora.  Por ejemplo, si va a utilizar el plan médico, no posponga la visita al doctor u hospital. Si va a refinanciar su casa para bajar los pagos,  no espere a que esté desempleado porque no lo podrá hacer.
  5. Su información personal. Haga un inventario de su información y propiedad personal que guarda en la empresa (en su escritorio, en la computadora) y aquella que necesitará para emplearse nuevamente;  considere retirarla/borrarla con tiempo. Su acceso al correo y computadora de la empresa terminará de inmediato cuando sea despedido.
  6. Información de la empresa.  Sepa que las empresas son celosas con su información y propiedad; algunas demandan a los ex -empleados que se llevan datos o los destruyen. Sea responsable y evítese problemas.   Sepa además que  hay una nueva ley que protege la información confidencial con penalidades severas para los que la infringen.   Es posible que usted haya firmado algún acuerdo de confidencialidad verifique sus documentos de empleo.
  7. Examine las políticas.  Repase el manual de empleados, las políticas de empleo, contratos y otros documentos que haya firmado;  puede que existan procesos y condiciones particulares que afecten su situación actual.  Asegúrese que no está violando reglas actualmente  y conozca posibles obligaciones futuras suyas para con la empresa luego de su empleo. Averigüe si existen un proceso para terminar el empleo y si se dispone de algún beneficio.
  8. Considere iniciar búsqueda de empleo. Es más fácil y más atractivo obtener un empleo estando empleado que desempleado.  Ponga al día su resume; comience a hacer contactos.  Mantenga su búsqueda confidencial.
  9. Desempleo.  Averigüe como opera el desempleo, como se solicita, cuales son los requisitos para cualificar y los beneficios que otorga.
  10. Consulte un abogado. Aproveche un asesoramiento objetivo. Si piensa que le están haciendo un caso para despedirle consulte con un abogado que conozca el campo; que no solo sepa de las leyes de empleo y como llevar un caso sino también  como operan las empresas y los  recursos humanos.  No se trata de determinar si tiene un caso legal pues todavía no ha pasado nada.   Consulte para discutir su situación particular, explorar opciones y permitirle  tomar el curso de acción más apropiado.  Puntos a considerar incluyen: que tan inminente es el despido; las posibilidades reales de sobreponer la situación; medidas preventivas; remedios legales.  También evite firmar documentos a cambio de alguna compensación sin antes poderse asesorar.
  11. Diario. Si piensa que hay alguna persecución en su contra mantenga un diario de incidencias y anote cualquier comentario que le luzca sospechoso o discriminatorio.
  12. Sea un profesional.  No importa lo que pase, mantenga su  dignidad y profesionalismo. Recuerde que cuando esté cualificando para su próximo empleo, buscarán referencias suyas de esa organización.

About RA Fleming

Fleming works with businesses and their leaders for long-term profits and sustainability.